Sweet Grooves Records Shop

Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio
Now in your cart 5 items   
Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio
Alfabético Buscar por
Formato Texto a Buscar
Buscar por estilos
  LOGIN

Email:
Password:


Crear cuenta - he olvidado mi contraseña.


26.00EUR

LOS NEGATIVOS - A Tumba Abierta Preorder

Sello: Geyser

2LP

La culpa fue del Titanlux

 

Nunca un bote de pintura amarilla fue tan importante para la historia del pop. En verano

de 1984, Los Negativos se habían convertido en un trío tras la marcha del guitarrista

Xavi Moreras. A Carles Estrada (bajo), Valentí Morató (batería) y Robert Grima

(guitarra) no les convencía la idea de ser un grupo de tres músicos. Pese a todo, seguían

actuando.

 

Alfredo Calonge asistió a uno de esos conciertos de Los Negativos en Arbúcies

(Girona). Se acercó a saludar al grupo durante la prueba de sonido, les pidió una

guitarra y tocó un par de canciones. Calonge tenía ganas de entrar en un grupo y les

había echado el ojo al trío formado por Grima, Estrada y Morató..

 

Con lo que no contaba Alfredo es que esa noche el activista Ringo de Julián haría uno

de sus happenings durante la actuación. Ringo cogió un bote de pintura Titanlux de

color amarillo y se la echo por encima. Aquella pintura acabó salpicando a todo el

mundo, especialmente a Alfredo, que esa noche lucía unos pantalones blancos que

resultaron aparatosamente manchados. Mientras se llevaban a Ringo al hospital -esa

maldita pintura no se iba con nada-, Los Negativos consolaron a Calonge invitándole a

visitar su local de ensayo. Meses después, Alfredo Calonge se convertía en el cuarto

Negativo asumiendo funciones de guitarrista y teclista. Con esta nueva formación, Los

Negativos crearían Piknik Caleidoscópico (1986), cumbre del pop sixties hecho en el

estado español.

 

Alfredo Calonge murió el 14 de mayo de 2014, dejando un gran vacío entre sus amigos

y familiares y en la escena musical barcelonesa. Los que fueron sus compañeros en Los

Negativos, Doctor Love, Bondage y Canary Sect se conjuraron para hacer un gran

homenaje a Alfredo. Hubo coincidencia en que la mejor manera de recordarlo sería

tocando todos los temas de Piknik Caleidoscópico.

 

El 14 de diciembre de 2014 la sala Apolo se convirtió en El Club del Cerdo Violeta y

acogió el concierto de homenaje a Alfredo. El doble elepé A tumba abierta es el

testimonio sonoro de lo que ocurrió esa noche. Una banda liderada por Raül Costafreda,

con Carles Estrada ejerciendo de maestro de ceremonias y con Robert Grima a la

guitarra, toco de cabo a rabo Piknik Caleidoscópico con colaboraciones de lujo:

Fernando, Marta y Miguel (Sex Museum), Jorge Muñoz-Cobo (Doctor Explosion),

Salva y Cristian Rey (Dr. Love; Bondage & Pinkertones), Eloi Caballé y Marcel

Cavallé (Los Selenitas); Miqui Puig, Manolo Navarro y Tony Mancebo (Canary Sect),

Carlos Ordax (Los Bisontes); Adriá Güal (The Excitments); Sergi Arola (Los Canguros)

o Albert y Ricky Gil (Brighton 64)... El concierto se cierra con “A tumba abierta”, la

canción con letra de Valentí Morató que habla de Alfredo y que describe a la perfección

al insustituible músico de Badalona.

 

Sin embargo, Los Negativos no serían Los Negativos si no se guardaran un as en la

manga. En esta ocasión, un bonus track titulado “Badalona menú”. Un loco artefacto

sonoro que el productor Enric Lindo ha creado para la ocasión. Lindo crea un tapiz

 

sónico influenciado por las bandas sonoras de Lalo Schifrin, en la que podemos oír la

voz en off de Alfredo y Carles; a Robert y Raül tocando maravillosos solos de guitarra y

a Salva Rey haciendo locuras con el theremin. Los Negativos no podían despedirse de

mejor manera de su amigo. Disfrutemos A tumba abierta de las maravillosas canciones

de Piknik Caleidoscópico y recordemos a Alfredo Calonge como el enorme músico que

fue.

 

Àlex Oró.


Atrás