Sweet Grooves Records Shop

Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio
Now in your cart 2 items   
Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio Inicio
Alphabetic Search by
Format Text
By style
  LOGIN
Email:
Password:


Create account - Password forgotten? Click here.

17.00EUR

LYRES - A Promise Is A Promise

MR 327

Sello: Munster records

LP

Como otros grupos intentando ganarse nuestra atención y apoyo, Lyres también tenían que mantener un perfil dentro del circuito internacional, por lo que una dinámica favorable y estabilidad dentro de la formación eran factores importantes a tener muy en cuenta. Cualquiera que conozca su trayectoria durante la mitad y finales de los 80 estará sin duda interesado en los continuos cambios de personal que tuvieron lugar durante este período. “Lo que pasaba”, explica Conolly, “es que teníamos que reformar el grupo con cada LP porque la gente enseguida descubría que era prácticamente imposible ganarse la vida con el tipo de música que hacíamos. Murphy, el batería, se fue y volvió en multitud de ocasiones, y además nos empezaron a robar en cada gira, y perdimos muchas cosas valiosas para nosotros… Después de que entraran en la furgoneta en Amsterdam en mayo de 1987, tuvimos que conseguir a un nuevo guitarrista que acompañase a la nueva sección rítmica. A estas alturas había muy poca “conexión” con el concepto original y el sonido del grupo de 1979, que había sido creado por ilusionados músicos amateur”.

Aunque uno o dos grupos americanos de garage empezaban a llegar más allá de un éxito de culto, sobre todo en Europa, prácticamente se daba por supuesto que tocar este tipo de música ajena a las modas solo podía producir escasos dividendos, desde el punto de vista comercial. Pero con éxito o sin él, Lyres siempre han sido responsables de un potente estilo de música, destilado de una mezcla de influencias, poseído de un ímpetu y vitalidad inusuales y presentado de manera auténtica y provocadoramente diferente al resto de bandas. De todas las creaciones de Conolly, propias o imaginativamente investigadas, uno a veces se pregunta cómo conseguían reinterpretaciones tan radicales de canciones como la emocionante balada de Dave Dee & Co ‘Here’s A Heart’. “Empecé a comprar discos originales de freakbeat del Reino Unido a principios de los 80, cuando todavía eran relativamente asequibles”, dice Conolly. “Me gustaba ese LP de Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich en Fontana que tenía un montón de sus éxitos, y finalmente me di cuenta de que su grabación de ‘Here’s A Heart’ tenía esa magia especial. En una de nuestras visitas a París me quedé con Carolyn y Stiv [Bators] y descubrimos que a los dos nos volvía locos ‘Here’s A Heart’. Esa tarde me había comprado un EP en buen estado de DDDBM&T en USA Records, lo escuchamos en casa de Carolyn y Stiv y yo cantamos juntos. Quedamos en grabarlo de alguna forma, y en enero de 1988 Stiv estaba en Nueva York y vino a cantarlo conmigo en directo para nuestro tercer álbum.

Cualquier tipo de éxito, musical o de otra naturaleza, conlleva cierto nivel de presión, y eso no fue diferente para Conolly y Lyres. “De repente tenía que conseguir un tipo de sonido “nuevo” y el correspondiente material para acompañarlo”, dice Conolly. “Y tenía que hacerlo inmediatamente, así que empecé a producir cosas parecidas a los discos caros pero muy buenos que había estado comprando e investigando, discos en plan freakbeat, lo que explica que intentásemos comprender y parecernos a John’s Children en 1987 y 1988”.

01. Here's A Heart
02. On Fyre
03. Every Man For Himself
04. Feel Good
05. I'll Try You Anyway
06. Worried About Nothing
07. Touch (Live)
08. Running Through The Night
09. She's Got Eyes That Tell Lies
10. Jagged Time Lapse
11. Knock My Socks Off
12. Sick And Tired
13. Trying Just To Please You
14. Witch (Live)
15. She Pays The Rent (Live) *
16. She's Got Eyes That Tell Lies (Live) *
17. We Sell Soul *


Atrás